Pasar al contenido principal
Edwina Portocarrero.
“Siento que el desarrollo físico, moral y cognitivo pasa mucho cuando estás afuera, respirando e intercambiando y negociando cara a cara”.

Es candidata a doctorado en el laboratorio de medios del MIT. Es toda una geek de la computación, amante de las escenografías transformables y telepresencia en los parques infantiles del futuro.

Cuando inició en este proceso de investigación, quería ser pionera en la creación de estudios de cine gigantes, el Hollywood del Este. Sin embargo, en el camino encontró una razón más social: el interés de conectar comunidades e infancias. 

Se considera una nómada de corazón, ha viajado mucho y aprendido de cada uno de sus proyectos. Antes de iniciar su doctorado se encontraba en Ruanda, donde asistió a un documentalista en colaboración con la ONG Partners in Health. 

Sus proyectos han sido respaldados por instituciones como Laboratorio para la Ciudad, Museo Tamayo y Museo Archivo Arquitectura y Diseño en la Ciudad de México; asimismo, en 2017 Portocarrero obtuvo mención honorífica del The Harold and Arlene Schnitzer Prize in the Visual Arts en el MIT.

“Siento que el desarrollo físico, moral y cognitivo pasa mucho cuando estás afuera, respirando e intercambiando y negociando cara a cara”, expuso Edwina Portocarrero en EmTech México 2013.