Pasar al contenido principal
Richard Branson.

Richard Branson, el emprendedor que no tiene límites

 

Por Lucero Santiago

En la lista de negocios con la firma y estilo de Branson se pueden contar más de 400 compañías que integran Virgin Group. En los últimos años destaca su participación en la carrera espacial con Virgin Galactic y Virgin Orbit. En esta competencia se encuentra junto a otros dos cracks desarrolladores de conceptos exitosos: Jeff Bezos, de Amazon, y Elon Musk, de Tesla.

Virgin Group y su fundador se han convertido en un motor de inspiración para miles de emprendedores a nivel global, han creado empleos diversos y son un referente en el mundo de los negocios. Esto le ha permitido a Branson ser uno de los empresarios más admirados y queridos de todos los tiempos. ¿Cuál es el siguiente reto para este emprendedor serial?

Una pregunta difícil de contestar. ¿Acaso existe una industria en la que aún no participa? Uno podría apostar a que tiene presencia en todas y, además, marcando la tendencia a seguir.

Pero no todo es Made in Virgin, y basta señalar una de las industrias con mayor potencial de crecimiento: el e-commerce, donde nombres como Jeff Bezos y Jac Ma –de Alibaba– son el referente a escala internacional y en China, respectivamente. La EdTech es otra industria al alza en donde Branson tiene un largo camino por recorrer. Si bien cuenta con Virgin Unite –la fundación pro emprendedores de Virgin Group–, todavía ninguna de sus empresas o proyectos que apoya ha aprovechado las TIC al 100% para potenciar modelos educativos. Fintech es un caso similar, pues Virgen Mobile se ha mantenido como proveedor de telefonía móvil sin adentrarse en el campo financiero; no obstante, este año el fundador de Virgin Group aportó capital a Blockchain Ventures, un fondo que busca impulsar a startups de criptomonedas.

Richard Branson participó en INCmty 2016 en donde compartió el siguiente consejo: “Escucha más de lo que hablas, haz más preguntas y absorbe lo mejor de la gente siempre”. Hoy, a sus 69 años, continúa en busca de su próximo gran negocio, oportunidad o socio; así que hay que seguirle la pista.