Pasar al contenido principal
Imagen de mohamed Hassan en Pixabay

¿Pagar o usar gratis servicios digitales?

A continuación, un sencillo test y tres consejos prácticos que te ayudarán a tomar una decisión inteligente para la compra de servicios digitales, lo que mejorará tu desempeño como emprendedor.

Por Leo Peralta

Todos lo hemos hecho. Nos suscribimos a servicios digitales –ya sea correo electrónico, almacenamiento de archivos, servicios de cómputo distribuido– o descargamos un software de prueba para probar su desempeño; incluso, por simple curiosidad o porque se puso de moda. Pasa el tiempo, lo integramos a nuestra rutina y comienzan a aparecer mensajes en la pantalla: “la licencia de prueba en tu copia de evaluación está por concluir” o “la capacidad de almacenamiento de tu plan de prueba está por llegar al límite”.

 Por lo que, llegó el momento de pensar en cuál será el siguiente paso: dar de baja el servicio digital o bien, adquirir la licencia. A continuación, tres preguntas clave que debes responder antes de sumar una nueva herramienta tecnológica.

Test: decide si comprarás los servicios digitales

- ¿Lo usan otros miembros de tu equipo? Si el servicio de prueba es utilizado por el resto de tus socios o colaboradores, vale la pena contemplar la versión de paga. Esto a fin de que todos puedan hacer uso de la solución sin limitaciones y aprovechar todas las ventajas que ofrece. Así, luego de un tiempo determinado, podrás evaluar el costo-beneficio de esta inversión.

 

- ¿Estás llegando al límite de lo que ofrece el plan de prueba? Si la cantidad de datos almacenados o la capacidad de cómputo remoto ya no son suficientes debido al ritmo de uso que le das a este servicio, ello significa que ha sido adoptado de manera orgánica en las operaciones de la empresa. Por lo tanto, adquiere la versión premium e intégrala de inmediato en tu estructura de costos.

 

- ¿No hay forma de reemplazar este servicio? Si el programa de prueba no tiene competencia o cambiar de proveedor se ha convertido en una tarea complicada, tenemos noticias: la relación con esta tecnología ya es seria. ¿Qué hacer? Paga y formaliza el vínculo.

 

Si estas preguntas han sido respondidas afirmativamente, ¡felicidades! Ahora eres un nuevo cliente del fabricante de software y es momento de sacar la cartera para pagar lo servicios digitales que te ayudará a ser un mejor emprendedor. Eso sí, factura y deduce este nuevo gasto.