Pasar al contenido principal
Traductor profesional, intérprete o recepcionista son algunos de los empleos que podrían desaparecer (Foto: Pixabay).

Los primeros trabajos en morir por la inteligencia artificial

Empleos como los centros de contacto, restaurantes de comida rápida o traductores están en riesgo de ser reemplazados por una máquina.

Por Expansión

Traductor profesional, intérprete, recepcionista, empleado de una cadena de comida rápida o de un call center, radiólogo, mecánico, inspector industrial o asistente legal son los primeros empleos que se verán afectados por el desarrollo de la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquinas. 

Brad Smith, presidente de Microsoft, advirtió sobre el inevitable impacto laboral de la inteligencia artificial en México y pide crear sociedades basadas en habilidades y no solo en conocimiento. 

“La inteligencia artificial hoy es comparable con el motor de combustión del automóvil en 1910. El automóvil y el motor de combustión reformularon todas las economías del mundo en el transcurso de tres o cuatro décadas. La inteligencia artificial tiene mayor potencial y por ende mayor riesgo”, explicó.

Agregó que el reto que tienen México y otras sociedades es que los cambios provocados por la inteligencia artificial serán mucho más acelerados que aquellos generados por el automóvil. 

Hoy, algunos sistemas de reconocimiento del lenguaje humano tienen más de 95% de retención, los sistemas de traducción ya han superado más de un 85% de precisión. La máquinas ya son capaces de interpretar entre edades de seres humanos, razas de perros, estructuras naturales o artificiales o, en algunos casos, detectar ciertos tipos de cáncer con sólo mirar una tomografía en segundos.

Smith dijo que a medida que las máquinas comiencen a mejorar sus habilidades, conforme ganen mejor reconocimiento visual, analítico y toma de decisiones, tendrán la capacidad de reemplazar empleos como los radiólogos o incluso reemplazar flotillas completas de conductores de camiones o automóviles de logística y transporte urbano.

Si estos sistemas mejoran aún más su capacidad de interpretación del lenguaje humano, análisis y la toma de decisiones, entonces empleos como los centros de contacto, restaurantes de comida rápida, así como intérpretes o traductores están en riesgo de ser reemplazados por robots, software o aplicaciones en teléfonos inteligentes.

Smith explicó que habrá algunos empleos que posiblemente no serán reemplazados por la inteligencia artificial, dado el desarrollo de habilidades específicas que difícilmente una máquina podría dominar: “Maestros, enfermeras, trabajadores sociales o terapeutas, tienen la posibilidad de verse menos afectados por el desarrollo de la inteligencia artificial en las próximas décadas”.

Smith dijo que es urgente que México entienda que la electricidad del siglo XXI se llama internet.

LEER MÁS