Pasar al contenido principal
Reducir el envío de correos electrónicos ayuda al ambiente (Foto: Pixabay).

La huella de carbono detrás de un correo electrónico innecesario

Prescindir del “gracias”, “recibido” o “que tengas un buen fin de semana”, aunque suene un poco maleducado, reduce nuestra huella ecológica, de acuerdo a una investigación realizada por Ovo, una compañía energética que analizó el impacto de 64 millones de correos electrónicos innecesarios enviados a diario en Reino Unido.

Por El País

En el mundo el número de mensajes electrónicos no deja de crecer, en 2014 fueron 196,300 millones y se espera que en 2019 sean 236,500 millones, y cada uno de estos mensajes contamina. “Cuando enviamos un correo electrónico, se requiere energía para alimentar los centros de datos y las computadoras y dispositivos que luego envían, filtran, leen y entregan correos”, agrega. Todos estos dispositivos e Internet requieren energía y emiten dióxido de carbono. Los usuarios británicos envían una media de 11.29 correos electrónicos innecesarios a la semana, según un estudio citado por Ovo. Si cada uno de ellos prescindiera al día de solo uno de esos mensajes, se dejarían de emitir a la atmósfera 16,433 toneladas de dióxido de carbono al cabo de un año. Los investigadores afirman que sería el equivalente a retirar de la circulación 3,334 coches de gasolina o a eliminar 81,152 vuelos entre Londres y Madrid.

LEER MÁS