Pasar al contenido principal
Microsoft podría matar las contraseñas tradicionales y buscar nuevas opciones (Foto: Pixabay).

Las contraseñas van a desaparecer

Microsoft anunció el año pasado que la compañía está planeando ‘matar’ la contraseña y comenzar a utilizar datos biométricos o una clave especial de seguridad para que se acceda a sus cuentas.

Por BBC

La medida tiene fundamento: en abril Facebook admitió que millones de contraseñas de usuarios de Instagram estaban almacenadas en un formato de lectura poco seguro; el portal de internet Quora fue hackeado, comprometiendo los nombres y los correos electrónicos de 100 millones de usuarios; Yahoo! saldó con un acuerdo de $117.5 millones dólares la demanda colectiva que afectó 3 mil millones de usuarios entre 2012 y 2016.

Gartner, consultora en tecnologías de la investigación, predice que para 2022, 60% de las grandes y medianas empresas reducirá a la mitad el uso de contraseñas como método de acceso para sus usuarios.

Philip Black, director comercial de Post-Quantum, compañía que diseña sistemas de encriptación, asegura que las claves y las contraseñas son el punto débil de la vida digital.

Hasta ahora los tokens, las contraseñas y los códigos enviados por mensaje de texto dominan este tipo de validaciones. Según la encuesta sobre fraude bancario de la consultora KPMG, en 2019 el 67% de los bancos ya invierte en medidas biométricas como huellas digitales, patrones de voz y reconocimiento facial. Confían en la autenticación multifactor (MFA); PIN, escaneo de huellas digitales, ubicación, historial de compras, patrones de movimiento e identidad telefónica, y hasta la manera de agarrar el celular.

Existe el riesgo de que la autenticación multifactor, aunque segura, haga que el proceso sea aún más complicado. Si no sabe qué es lo se está usando para verificar su identidad en internet, ¿cómo va un usuario a proteger esa información?

LEER MÁS