Pasar al contenido principal
En el panel Visiones del futuro participaron: Leticia Gasca, Gabriel Charles, Daniel Granatta y Patricio Bichara.

Educar para cuando tengamos 100 años

En el panel Visiones del futuro, Leticia Gasca, Gabriel Charles, Daniel Granatta y Patricio Bichara destacaron tanto a la tecnología y colaboración como a la estadística y filosofía como elementos clave para impulsar los modelos educativos del futuro.

Por Leo Peralta

Hacia 1930 los mexicanos tenían una esperanza de vida de poco más de 33 años; hoy, es de 72 años. Según el Consejo Nacional de Población (Conapo), para 2050 este número rozará los 80 años de edad. Esto hace que los sistemas tradicionales de educación –basados en la educación como una etapa de la vida transitoria seguida por otra de trabajo y una de retiro– hayan perdido vigencia. Durante el panel Visiones del futuro –en el tercer día de actividades en INCmty 2019– cuatro expertos en desarrollo de talento –Leticia Gasca, Gabriel Charles, Daniel Granatta y Patricio Bichara– conversaron acerca de las necesidades de los educandos en una era donde nuestras vidas laborales se extenderán muchos años más que las de nuestros padres y abuelos.

Para Leticia Gasca, fundadora y directora general del Skills Agility Lab, escuela y laboratorio educativo enfocado en el desarrollo de habilidades para el siglo XXI, el pensamiento crítico es eje para adaptarnos al mundo cambiante, “las decisiones basadas en evidencia requieren pasar por el tamiz del pensamiento crítico”. Por su parte, Patricio Bichara, director general de Collective Academy, organización que ofrece educación para líderes empresariales, dijo que el sector de la educación requiere innovación, pero en México no han surgido emprendimientos suficientes; “estaba cursando un MBA en la universidad de Harvard cuando me pregunté: ¿por qué no podemos tener esta calidad de educación en nuestro país a un costo accesible?”.

El déficit de habilidades ocurre incluso al interior de grandes compañías, según Gabriel Charles, fundador y director general para Supter.ai, creadora de soluciones para el desarrollo de habilidades educativas con el apoyo de sistemas de Inteligencia Artificial; “por muchos años trabajé en el fondo de capital semilla corporativo para emprendimientos de una de las empresas de telecomunicaciones más importantes del mundo y me di cuenta que allí no teníamos comprensión clara de lo que implica la innovación”. Leticia Gasca señaló que muchas veces esta falta de habilidades ocurre porque se piensa que puede resolverse fácilmente; “la adaptación al cambio requiere de la adquisición de todo un conjunto de habilidades”.

Gabriel Charles dijo que dos disciplinas milenarias son fundamentales en el desarrollo de habilidades para enfrentar el mundo de cambios acelerados; “la estadística y la filosofía proporcionan herramientas clave para enfrentar buena parte de los problemas que ahora tenemos”. Patricio Bichara afirmó que son tres preguntas las que pueden ayudar a encontrar un rumbo dentro del mar de información que nos inunda; “¿quién soy?, ¿qué quiero? y ¿cómo llego hasta allí?, las respuestas te pueden ayudar a saber qué habilidades y conocimientos necesitas para afrontar las necesidades de habilidades para el trabajo y la vida”, comentó.

El moderador del panel, Daniel Granatta, quien además es directivo en Platzi, plataforma de educación en línea, planteó a los asistentes una cuestión: “¿qué habilidad tiene más valor para el mundo del futuro?”. La respuesta de Leticia Gasca refirió al legendario emperador Alejandro Magno, quien fue tutorado por el filósofo Aristóteles; “le preguntaron al filósofo qué le estaba enseñando al futuro gobernante, y respondió que la habilidad más importante era enseñarle a pensar”. Patricio Bichara aludió a la habilidad para el trabajo en equipo, pero con un enfoque particular; “los equipos del futuro no solo serán entre personas; también colaboraremos con máquinas; por lo que, será importante aprender a hacer equipo no solo con humanos sino con agentes de Inteligencia Artificial”.

Gabriel Charles dijo que la curiosidad es quizá una de las habilidades críticas para el futuro, aunque en combinación con el pensamiento crítico; “el problema radica en que la curiosidad tiende a apagarse con el tiempo o cuando encontramos una zona de confort, pero así como el software de un dispositivo digital se actualiza cada cierto tiempo, debemos hacer lo mismo con el software dentro de nuestras mentes”, concluyó en la recta final del panel.

Tecnología y educación, un dúo dinámico

Gabriel Charles dijo en comentario exclusivo para INCmty online que la Inteligencia Artificial será de suma importancia para los procesos educativos en el futuro; “en Supter.ai usamos esta tecnología para buscar y ordenar contenidos educativos personalizados para las personas a quienes proveemos de nuestras soluciones”. Al respecto, Leticia Gasca agregó que las competencias digitales nos permiten aprender en formas que antes se pensaban imposibles; “ahora los millennials aprenden por medio de herramientas como YouTube sin problema alguno”.