Pasar al contenido principal
Imagen de Pete Linforth en Pixabay

Blockchain al rescate de los océanos

Por medio del blockchain, Plastic Bank e IBM ofrecen una solución en pro del medio ambiente y de los recolectores de plástico de los mares.
 

Por Leo Peralta

Hoy, uno de los más grandes problemas que enfrenta el medio ambiente es la cantidad masiva de desechos plásticos arrojados al mar: entre 8 y 12 millones de toneladas al año. Estudios académicos y dramáticos videos virales coinciden en que este contaminante está causando profundos daños en el ecosistema del que dependen directamente infinidad de especies de seres vivos y cientos de millones de seres humanos que residen en las costas.

Para resolver este difícil panorama, una organización no gubernamental llamada Plastic Bank lo analizó desde el punto de vista económico. De acuerdo con su fundador David Katz, el problema está en que el plástico arrojado a cuerpos de agua no tiene un valor definido pese a que es una materia prima que puede transformarse en otros productos.

Plastic Bank decidió enfocarse en algunos de los países que más plástico arrojan al mar y que en varios casos son algunos de los más pobres del mundo. Para eso desarrolló un sistema de recolección de plásticos en comunidades de escasos recursos –de países como Haití– donde pagan a las personas por la cantidad reunida de residuos de este tipo.



¿Dónde cabe Blockchain en esta solución?

Plastic Bank creó una moneda digital que permite dotar de un valor determinado a la materia prima recolectada y, a la par, darle a los compradores –compañías como Marks & Spencer y Henkel– la seguridad de que ese material tiene el costo y, sobre todo, las características necesarias antes de que sea empacado y enviado hacia sus instalaciones de manufactura.

Para esto, la solución de Blockchain permite mantener la integridad de las características en los envíos de plástico y brinda la posibilidad a los recolectores de conocer el valor de la materia que reúnen. Además, ellos pueden abrir cuentas en línea para utilizar los recursos fruto de su trabajo y adquirir productos que van desde aceite para cocinar hasta recargas para celular.

La solución de Plastic Bank junto con IBM –que funge como su socio tecnológico en este proyecto– permite asomarnos hacia aplicaciones de Blockchain para resolver problemas del mundo real. Si deseas conocer más acerca de este tema, ve el siguiente video en donde David Katz explica su proyecto en su charla TED.