Pasar al contenido principal
Puntos de conexión WiFi.

Mobiliario urbano, nueva plataforma de conectividad

Postes y casetas telefónicas han sido aprovechadas por gobiernos locales en CDMX y NYC como puntos de conexión WiFi gratuitos. También ya hay inversionistas privados participando.

 

Por Leo Peralta

En algunas ciudades alrededor del mundo, la colocación de antenas de telecomunicaciones se está convirtiendo en un problema. Esto, por un lado, para los vecinos que no quieren estructuras en los techos de sus viviendas; mientras que las empresas de conectividad no desean invertir en la construcción y mantenimiento de tales estructuras. Por lo que, postes, casetas, anuncios, semáforos y otro mobiliario urbano se presentan como una opción para extender la conectividad de alta velocidad en las urbes en crecimiento. 

Tanto la Ciudad de México como Nueva York han decidido aprovechar las estructuras construidas por sus respectivos gobiernos como plataforma para lanzar servicios de conectividad. En el caso de CDMX, la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) del gobierno capitalino inició en diciembre de 2018 un proyecto para dotar de conectividad WiFi gratuita a los postes donde se encuentran las cámaras de videovigilancia de la ciudad. Hasta finales de septiembre pasado, según reportes oficiales, se ha dotado de conectividad a más de 8,800 postes en toda la ciudad.

En Nueva York, hacia mediados de la última década, el gobierno local decidió reconvertir miles de casetas telefónicas que habían caído en desuso como puntos de conexión vía WiFi, que combinan estaciones de carga y pantallas para desplegar publicidad y anuncios de interés público. Así nació el proyecto LinkNYC, que por medio de una coinversión de la iniciativa privada ha desplegado hasta este verano más de 4,500 casetas en toda la gran manzana.