Pasar al contenido principal
El porcentaje de venta de vehículos eléctricos en México es de 0.36%.

Futuro eléctrico en cuatro ruedas

Los vehículos eléctricos e híbridos apenas representan el 0.36% de las ventas totales en México. ¿Cómo detonar este segmento? Veamos el caso del líder mundial, China. 

Por Laura Montero

La industria automotriz a nivel global no atraviesa por su mejor momento en los últimos meses. La desaceleración económica, el incremento de las tensiones comerciales –entre EE.UU. y China, los principales socios de México–, los cambios regulatorios y otras razones más han contraído el mercado: las ventas mundiales de vehículos se desplomaron 7.1% en 2018, y las previsiones de cierre de 2019 tampoco son positivas, de acuerdo con la firma de inteligencia de mercado JATO.

Aunque no todo es negativo. Los autos eléctricos podrían revivir este sector o, al menos, así lo prevé Bloomberg New Energy Finance (BNEF) en un reporte reciente: para 2040, los vehículos eléctricos representarán 57% de las ventas totales de los autos comerciales. En el caso de México, de enero a octubre de 2019 se han vendido un total de 562,866 de vehículos ligeros, de los cuales solo 0.36% fueron eléctricos (incluidos híbridos). Entonces, ¿qué hace falta para que este porcentaje despunte?

Analicemos el caso de China. Se trata del principal fabricante de automotores del mundo, tanto de autos eléctricos como de diésel; por lo que, su participación internacional es del 29.9%, reporta la Organización Internacional de Fabricantes de Vehículos Motorizados (OICA, por sus siglas en inglés). En unidades cero emisiones su liderazgo es aún mayor, con 56%.

Esto obedece a que en la carrera de los vehículos eléctricos el gobierno chino ha jugado un papel estratégico, al incluir políticas estatales que impulsan el desarrollo de este segmento. Y se fijó una meta anual de crecimiento: para 2023, el 18% del parque vehicular en China deberá ser eléctrico. La nueva política integró subsidios gubernamentales en fabricación y compra–venta de este tipo de autos.

México podría implementar un modelo similar. Para empezar, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) ha recomendado al gobierno lanzar un programa de fortalecimiento del mercado automotriz interno, pues en septiembre este sector sumó 28 caídas consecutivas.

Hasta el momento, en el país el apoyo a la oferta de autos eléctricos, que incluye a los modelos híbridos, se concentra en beneficios fiscales, como exención del pago de la tenencia, el refrendo y el pago del impuesto ISAN y el IVA.

Otras acciones que podrían activar el segmento son una mayor oferta de modelos eléctricos; así como inversión pública y privada (fabricantes) en infraestructura (estaciones de carga, por ejemplo). Tal es el caso de la alemana BMW, que en mayo pasado inauguró el primer corredor eléctrico de la Ciudad de México a San Luis Potosí.